Procesos

A continuación, os detallamos brevemente algunas de las principales técnicas de soldadura de termoplásticos empleadas en la industria.

Soldadura por placa caliente

Es la más simple de las técnicas de producción en masa para unir plásticos. Una placa calentada se sujeta entre las superficies a unir hasta que se ablanden. La placa se retira y las superficies se reúnen de nuevo bajo presión controlada durante un período específico.

Las superficies fusionadas se dejan enfriar, formando una unión. La herramienta de soldadura o elemento calefactor está construido comúnmente de calentadores eléctricos insertos en una placa de aluminio.

Las temperaturas son generalmente entre 180°C y 230°C dependiendo del espesor y del tipo del material a soldar.

Este proceso se utiliza comúnmente para soldar los extremos de tubos de plástico utilizados en la distribución de gas y agua, aguas residuales y evacuación de efluentes y en la industria química, la unión de tubos de llenado y conectores en los tanques de combustible moldeado por soplado para aplicaciones de automoción.

Muchos de los artículos de uso diario son producidos por este proceso: carcazas de aspiradoras, piezas para lavadoras y lavavajillas, piezas de automóviles, tales como depósitos de líquido de frenos, luces traseras, luces indicadoras, etc. La desventaja de este proceso es que es relativamente lento (intervalos de 10 a 20 segundos para artículos pequeños y hasta 30 minutos para tuberías muy grandes). Los platos calientes para el tipo convencional de soldadura (con temperaturas de hasta 300°C) son principalmente de aluminio. Los platos calientes para soldadura de alta temperatura se componen principalmente de aleación de cobre y de aluminio. La temperatura de las placas calientes es controlada por los reguladores electrónicos, con el sensor térmico situado lo más cerca posible a la superficie de trabajo.

 Soldadura por aire/gas caliente 

Este proceso es similar a la soldadura oxi-acetileno de metales. La única diferencia es que la llama abierta de la soldadura de oxiacetileno se sustituye por una corriente de gas caliente. El aire comprimido, nitrógeno, hidrógeno, oxígeno o dióxido de carbono se calienta mediante una bobina eléctrica a medida que pasa a través de una pistola de soldadura.
La soldadura de gas caliente es un proceso de fabricación para materiales termoplásticos.
El proceso, inventado a mediados del siglo XX, utiliza una corriente de gas caliente, normalmente aire, para calentar y derretir el material del sustrato termoplástico y una varilla de soldadura termoplástica. Se funde el material del sustrato y de la varilla para producir una soldadura. Para garantizar la soldadura, temperatura y presión adecuadas se deben aplicar a la varilla, junto con la correcta velocidad de soldadura y posición de la pistola.

Las aplicaciones típicas incluyen recipientes de almacenamiento de productos químicos, conducciones de ventilación y reparación de piezas de plástico, tales como los parachoques de automóviles. El nitrógeno se usa para plásticos sensibles al oxígeno. El aire comprimido es muy popular, ya que da resultados satisfactorios para muchos propósitos y es barato.

Los plásticos que pueden ser soldados son: PVCpolietilenopolicarbonatospoliamidas, etc. La principal ventaja de este proceso es que se pueden construir grandes fabricaciones complejas.

Este proceso es lento y la calidad de la soldadura depende totalmente de la habilidad del soldador.

Sellado por calor

El termosellado es el proceso de sellado de un termoplástico a otro termoplástico similar usando calor y presión. Principalmente es aplicado para la unión de películas o láminas plásticas entre sí o para la unión de estas a otro artículo plástico. El método de contacto directo de termosellado utiliza un dado o barra de soldadura constantemente calentado para aplicar calor a un área o línea específica de contacto para sellar o soldar los termoplásticos juntos.

Las aplicaciones comunes para el proceso de sellado térmico son para cierre hermético de bolsas y películas para alimentos o dispositivos médicos esterilizados, fabricación de bolsas, etc. Esta técnica también es utilizada en la industria electrónica para unir las pantallas LCD a los PCB en muchos productos electrónicos de consumo.

Soldadura por extrusión

La soldadura por extrusión permite aplicar soldaduras más grandes en un solo paso de soldadura. Es la técnica preferida para uniones de materiales de más de 6 mm de espesor. La varilla de material de aporte se introduce en una extrusora miniatura de plástico, el material es plastificado y forzado a salir de la extrusora contra las partes a unir, que se suavizan con un chorro de aire caliente para permitir que la unión tenga lugar.

Soldadura por inyección

La soldadura por inyección es similar a la soldadura de extrusión, excepto, con algunas variaciones en la soldadora portátil, se puede insertar la punta en los agujeros de defectos de plástico de diferentes tamaños. El Drader injectiweld es un ejemplo de tal herramienta.

Productos relacionados

  • Toberas Drader

    Puntas intercambiables para soldadura de Drader...

  • MINI

    Máquina para soldadura por extrusión hasta 0,6 Kg/h, con aire incorporado....

  • CHISPOMETRO AM100

    Comprobador de soldadura plástica...

  • Toberas Munsch

    Sección con los 5 tipos de toberas que puedes incorporan...