Los problemas que pueden surgir durante la soldadura por extrusión, repercuten de forma negativa en la calidad y en la durabilidad de las uniones.

Antes de adentrarnos en las soluciones que necesita cada incidencia, debemos tener claro cuales  son los dos principales parámetros a tener en cuenta y por lo tanto, controlarlos durante el proceso de soldadura. 

– La temperatura de extrusión y la velocidad de caudal –

3   

Sobre la temperatura de extrusión tenemos que tener en cuenta que sus efectos, además de lo que vemos directamente en la salida de la boquilla, se ven reflejados en el grado de cristalización del material extruido y en las características de la superficie del material.

Los efectos principales que tiene la modificación de la temperatura de extrusión son dos:

  • La resistencia al impacto es una de las propiedades evidentes y más afectadas por la modificación.
    .
  • La viscosidad que genera en el plástico, a la que podemos denominar también resistencia al flujo.

Antes de solucionar los problemas que se puedan generar en la soldadura por extrusión es imprescindible conocer si el procedimiento completo se ha seguido con fidelidad, si la maquinaria empleada ha funcionado correctamente y si se han respetado las características del termoplástico extruido.

Todo ello nos ayudará a determinar las causas de cualquier incidencia y, por lo tanto, a encontrar su solución.

1

¿Que problemas puedo tener en la soldadura por extrusión?

Aparición de impurezas y de los llamados ‘puntos negros’.

Unas condiciones de soldadura inapropiadas originan este problema, que suele deberse a adherencias en la boquilla, los filtros o los cabezales, entre otros. Es necesario limpiar el cabezal, comprobar el estado de los filtros y librar de cualquier posible suciedad la boquilla y la propia extrusora. Habrá que comprobar si existe una fuente de contaminación próxima, como por ejemplo otra máquina cercana.
.

Líneas y marcas  en  la dirección en la que se ha realizado extrusión.

La causa suele ser la presencia de partículas adheridas en la boquilla o las condiciones de procesamiento inadecuadas. La solución pasa siempre por limpiar la boquilla, que ya de por sí debe mantenerse libre de cualquier material, sustancia o suciedad. En ocasiones la presencia de partículas incluso daña la boquilla por el uso, lo que puede hacer necesario sustituirla por otra.

2

Espesor no uniforme en la dirección transversal o longitudinal.

En el primer caso es posible que el calibrado de la boquilla no sea el correcto, por lo que habrá que centrarla. En el segundo, la causa son las fluctuaciones en el flujo de extrusión. Hay que comprobar si la máquina con la que llevamos a cabo el proceso sufre cambios en la potencia del motor u oscilaciones de presión. Temperatura, ventiladores y resistencias del equipo deben encontrarse en perfecto estado para llevar a cabo el trabajo.
.

Caudal de producción inestable.

El sistema de alimentación puede presentar problemas como la formación de los llamados ‘puentes’. Comprobar los sistemas de control de temperatura es una solución efectiva.
.

Escaso brillo en el producto o reducida transparencia.

Para resolverlo, bastará con aumentar la temperatura de extrusión.

Conoce los usos más habituales de las extrusoras y amplia tu información en este campo de la soldadura plástica

[hs_action id=”10299″]