pasos para reparar un deposito de polietileno

Los depósitos de polietileno son una de las mejores opciones para el almacenamiento de agua, productos químicos e incluso productos alimenticios. Los depósitos de polietileno se fabrican a través del sistema de rotomoldeo. Se trata de un proceso de fabricación complejo y que implica la adquisición de moldes y maquinaria con unos costes bastante altos. Es por eso que existen un número limitado de modelos en base a dichos moldes.

Hemos hablado de las características del polietileno en otros artículos pero siempre conviene realizar un repaso. Un depósito de polietileno tiene gran resistencia química tanto a los agentes externos como a los productos que almacena. Además, muchos tanques se fabrican con inhibidores de luz ultravioleta.

Con todo, y a pesar de todas estas cualidades que hacen de los tanques de polietileno una de las mejores opciones para almacenar una amplia gama de productos, en ocasiones, pueden sufrir fugas que son causadas por condiciones meteorológicas extremas o ambientes de trabajo muy duros. Como hemos dicho al principio, la fabricación de un nuevo depósito es muy costosa. Por lo tanto, lo más sensato y económico es intentar arreglarlo. ¿Cómo se hace? Normalmente se utiliza una pistola calentadora. El proceso es relativamente sencillo así que vamos a explicarlo en unos pocos y sencillos pasos.

Pasos para reparar un depósito de polietileno 2

Lo primero que tenemos que hacer es desagotar el depósito. Para que la reparación se realice de manera adecuada, debemos vaciar el contenido hasta que quede por debajo de la fisura o fisuras que tenga el depósito antes de empezar la reparación.

El siguiente paso que debemos dar es la limpieza de la zona. Es importante limpiar bien el área de la fisura con agua y jabón. Con este proceso evitaremos que la superficie dañada tenga aceites o cualquier tipo de residuos o pintura. En definitiva, solo debe quedar el polietileno.

A continuación, utilizaremos un taladro para realizar un agujero en cada uno de los extremos de la fisura. Estos orificios se realizarán con una broca pequeña. Debe ser un trabajo fino y preciso. Con esto, evitaremos que la fisura se extienda más en cualquiera de las direcciones en las que se está abriendo.

Llega el momento de utilizar la pistola calentadora. Antes de nada, te recomendamos que repases estas recomendaciones de seguridad y buen uso de este tipo de herramientas. Siguiendo las recomendaciones de seguridad, precalentaremos el área que queremos reparar. Haremos que el área que calentada sea un poco mayor que la que estamos reparando. Así, aseguraremos que la distribución del calor sea equitativa en toda la fisura.

Una vez hemos calentado la zona, agregaremos el material de relleno. Para ello, utilizaremos material de relleno en forma de tira. Colocamos la tira sobre la fisura y continuamos calentando el área de la fisura con la pistola. Con cuidado, moveremos el material para que rellene por completo la fisura. Con una espátula, amoldaremos el material a la fisura. Habrá restos sobrantes que podremos eliminar con un cuchillo o un cúter.

El último paso es comprobar que hemos hecho la reparación correctamente. Cuando se enfríe el material de relleno, rellenaremos el depósito de polietileno con agua y revisaremos si existe alguna fuga. Si apareciera, vaciaremos el depósito y repetiremos el proceso de reparación intentando ser más cuidadoso.

Pasos para reparar un depósito de polietileno 3

ESPECIALISTAS EN SOLDADURA DE TERMOPLÁSTICOS

TENEMOS UNA AMPLIA GAMA EXTRUSORAS PARA REPARACIÓN, CONSTRUCCIÓN, SOLDADURA DE LÁMINA….. ¡ CONÓCELA !

QUIERO VER LAS EXTRUSORAS PARA SOLDADURA DE PLÁSTICOS