¿Qué es el EPDM?

El EPDM es caucho de polietileno propileno dieno monómero, un elastómero
con unas propiedades bastantes buenas frente al paso del agua y a los agentes atmosféricos, ya que tiene muy alta elasticidad y resistencia, lo que lo convierte en un material muy indicado para la impermeabilización de todo tipo de superficies.

La resistencia que tiene a los agentes atmosféricos le aporta una mayor durabilidad que otros materiales utilizados para la impermeabilización de cubiertas, llegando a garantizar 50 años con un correcto funcionamiento.

Una de las mayores ventajas que tiene es que se puede suministrar hasta 900m2, de cubierta que se pueden impermeabilizar en una sola pieza.

Las ventajas que esto aporta son minimizar el número de juntas que se tienen que ejecutar, reduciendo por tanto la probabilidad de que alguna de ellas pueda fallar.

La colocación de este material es no adherida, por lo que la lamina es totalmente independiente del soporte y así permite los movimientos higrotérmicos sin que afecten a la lámina.

Cabe destacar la rapidez de colocación sin necesidad de utilizar sopletes ni gases inflamables que puedan suponer un riesgo adicional en la obra.

La ejecución de la impermeabilización de cubierta

Lo primero que se ha de hacer es preparar correctamente el soporte donde se va a ejecutar la impermeabilización, y para ello habrá que eliminar todo tipo de suciedad que pueda haber en la cubierta, ya que a pesar de la gran resistencia del material cualquier suciedad o escombro quedara debajo de la lamina podría provocar una rotura con el paso del tiempo.

También hay que preparar los encuentros y puntos singulares que existan en la cubierta.

El paso siguiente sería la colocación de los refuerzos sobre el soporte.

En este caso (en las fotos podéis verlo) se ha colocado refuerzo de base en la zona de los sumideros y en la junta de cubierta que divide las pendientes.

El refuerzo se ha hecho colocando una banda EPDM completamente adherida a ambos lados de la junta, pero no sobre la misma.

La lámina EPDM se coloca mediante sistema no adherido pero para poder conseguir que esta condición se mantenga con el tiempo hay que colocar una lámina geotextil que pueda garantizar esa separación entre soporte y lámina.

Se ha de tener la precaución de no colocar el geotextil en las zonas donde vaya a ser necesario adherir la lámina.

Una vez que ya tenemos todo preparado para poder extender la lamina de EPDM se va desdoblando hasta que se cubre por completo la superficie, teniendo la precaución de que se mantenga bien estirada la lámina, sin arrugas.

Una vez colocada la lámina y sin arrugas se da cola de imprimación en las dos partes ( lámina y suelo ), se deja pasar el tiempo indicado y se pegan.

reparacion de tuberias

Puedes encontrar más información sobre puntos singulares en la impermeabilización con PVC en nuestro ebook.

¡Descárgartelo es totalmente gratuito!

Descargarme el ebook